Encontré gran significado en el ritual de la vida doméstica


Creo en los rituales domésticos, en la mágica rutina, creo en que puedes encontrar un inmenso significado en ellos.

Creo en el ritual de encontrar significado e inspiración en la naturaleza de la vida.













“El secreto de tu éxito es encontrado en tu rutina diaria” John C. Maxwell

Al ser humano se nos ha dicho desde tiempos inmemorables que uno tiene que salirse de la rutina, a huir de ella porque parece estar llena de connotaciones negativas en esta época. Mucha gente parece asimilar esta palabra con un horario estricto, una gama de grises, toda clase de cosas aburridas que te sacan las ganas de vivir. No los culpo: yo fui también una de esas personas que dicen «detesto la rutina».

Como te habrás fijado en el nombre de la página incluí la palabra ritual en vez de rutina y te voy a decir por qué; con el tiempo he aprendido que hay otro significado para la palabra «rutina», y quizás ése sea el motivo de que algunos libros, blogs que hablan sobre motivación hayan empezado a emplear en su lugar la palabra «ritual». Porque viéndolo desde esa perspectiva vaya que cambia mucho el sentido.

Uno de los mejores conceptos que describe el poder de disfrutar los «rituales diarios» y que el secreto de la felicidad es "Hygge", ¿lo habías oído? si no es así, te voy a explicar un poco más...


Lo llaman Hygge y es un concepto 100% danés y se dice que éste hace a los hogares más cálidos y a la gente más feliz.

Entonces ¿qué es exactamente el hygge? y ¿es posible que lo adquiera cualquier persona?

Si le preguntamos a un danés qué es hygge, responderá que:

"Hygge es sentarse frente a la chimenea en una noche fría, vestido con un grueso suéter de lana mientras bebes un vino caliente con azúcar y especias y acaricias a tu perro echado a tu lado".

Hygge también es comer galletas de canela hechas en casa, mirar la TV bajo un edredón, tomar el café en las mañanas, preparar tu desayuno, cocinar, bailar, etc.

Se pronuncia "hu-ga" y a menudo se le traduce como "lo acogedor". Pero tal como dicen los que saben, hygge es mucho más que eso: es una actitud total ante la vida y es lo que ha ayudado a Dinamarca a superar a Suiza e Islandia como el país más feliz del mundo.


Imagina hygge como el poder que tienes de decidir disfrutar tus días y me gusta mucho decir eso porque creo en el poder que tienes sobre tu mente y sobre el poder que tienes de prestarle más atención a las cosas que importan, y éste lo puedes alcanzar de muchas maneras pero una de las más simples y accesibles es la meditación. La meditación te ayuda a desconectarte de tu mente y a conectar con tu entorno, la naturaleza y todo lo que te rodea. Jamás me cansaré de decir que el momento más importante de tu vida es el que estás viviendo en éste momento porque, ¿qué más da el pasado? y ¿qué más da el futuro? Exactamente, nada... y si aún no te has dado cuenta de ello, la meditación te ayuda a estar presente y por consiguiente darte cuenta de que no existe otro momento más importante más que el que estás viviendo, y claro, lograrás también encontrar placer en los rituales más simples de tu vida.


Si crees que estos tienen que ser muy elaborados o te preguntas en dónde puedes encontrar hygge te comparto mis favoritos:

  • estirar, inhalar y exhalar profundamente un momento antes de levantarme de la cama (no me toma más de 1 minuto).

  • preparar mi café (aunque dejo lista la cafetera encenderla es un gran placer también).

  • hacer yoga antes de que llegue la hora del desayuno (si es que tengo la mañana libre).