¿Cómo ser una persona mañanera? la guía imprescindible


Si eres un ave nocturna que quiere convertirse en un madrugador, se paciente con el proceso. Convertirse en una persona mañanera a menudo se centra en crear una nueva rutina matutina vespertina, y este proceso puede llevar tiempo.

El truco consiste en identificar tu por qué poder (es decir, identificar por qué es incluso importante para ti convertirte en una persona madrugadora; de esta manera generamos una intención y un compromiso con nosotros mismos) y asegurate de que tus acciones estén alineadas con esto. Para mí, esto era querer mañanas pacíficas, nutritivas, productivas y sobre todo aprovechar al máximo mis días. ¿Cuál es tu poder de por qué?

Hazlo divertido, esto hará más fácil enamorarse del proceso.


Si bien no hay secreto para ser una persona mañanera pero sí que hay algunos tips que por experiencia te quiero compartir. Algunos son preguntas hacia ti mismo, no te preocupes si no lo puedes anotar, con pensarlo y tenerlo claro es suficiente, sin más ¡comencemos!


1. Establecer el motivo.

Lo decíamos al principio porque es sin duda el primer paso (no solamente para ser una persona mañanera) se necesita echarse el clavado inicial para iniciar el proceso a lograr los objetivos que queremos.

Te invito a generar una intención estableciendo el motivo con las siguientes preguntas

‣ ¿Cuál es tu por qué-poder? En otras palabras, ¿por qué quieres convertirte en una persona mañanera? Defínalo en 3 palabras

‣ Quiero mañanas que sean:


2. Cambio gradual de tiempo.

Los grandes cambios llegan con pequeños cambios y cambiar de hábitos requiere de paciencia. Si intentamos empezar a dormir antes de las 23:00hrs y despertar a las 5:00hrs cuando nuestro horario suele ser dormir después de la 1:00hrs y despertar después de las 12:00hrs. Puede que lo logremos o puede que fracasemos, por lo que la mejor forma de cambiar nuestros hábitos de sueño es cambiar gradualmente del tiempo.


Responde las siguientes preguntas para que de esa manera te puedas dar una idea de cómo podrías cambiar gradualmente tus horas de sueño

‣ En promedio, ¿a qué hora duermes ?: _____ ¿A qué hora te gustaría dormir ?: ____

‣ En promedio, ¿a qué hora te levantas ?: ___ ¿A qué hora te gustaría despertarte ?: ____

Listo, ahora regresemos los tiempos solo 15 minutos a la vez, para que la transición sea más realista y manejable:

✓ A partir de ____ (inserte la fecha del día que cambiarás tu hora de dormir) dormiré a las ____ (inserte la hora) y me despertaré a las ____ (inserte la hora)


3. Desactivar el Snooze.

Pulsar ese botón de repetición y volver a dormir a menudo puede hacer que sea más difícil despertarse. Para ver una explicación en video divertida, haz clic aquí.

  • En su lugar, prueba las alarmas que te despiertan gradualmente con sonidos agradables para que la transición al día sea menos irritante y más relajada.

  • Colocar el teléfono o la alarma en la habitación también puede ayudar. Una vez que hayas salido de la cama para apagarlo, intenta acostumbrarte a salpicarte un poco de agua tibia en la cara para despertarte y evitar la necesidad de arrastrarte de regreso a la cama.

  • Es conocido en el yoga volverte más consciente al inhalar y exhalar profundamente pero esta práctica también puede ser llevada a nuestra vida diaria; si te cuesta trabajo estar más activo por las mañanas o simplemente te es difícil concentrarte puedes intentar unas cuantas inhalaciones y exhalaciones profundas al despertarte.


4. Un comienzo productivo.

Tener un comienzo productivo siempre se siente gratificante y puede hacer que las mañanas sean un placer. La productividad puede significar cosas diferentes para diferentes personas.

✓ Los ejemplos incluyen: ejercicio ligero, escuchar audiolibros o podcasts, establecer intenciones, empacar un almuerzo, etc.

‣ Dos ideas sobre cómo podría hacer que mis mañanas se sienta